Putin asegura que los responsables del atentado en Moscú trataron de huir a Ucrania

El presidente ruso, Vladimir Putin, calificó este sábado de ‘acto terrorista salvaje’ el atentado de la víspera contra una sala de conciertos en Moscú, que dejó al menos 143 muertos, según un nuevo balance, y aseveró que los sospechosos detenidos quisieron huir a Ucrania, cuyo gobierno ha desmentido cualquier implicación en el ataque.

En una alocución en televisión, Putin afirmó que los cuatro atacantes detenidos por este ataque habían intentado huir a Ucrania, y prometió que todos los responsables serán «castigados» y «no tendrán un destino envidiable».

Los sospechosos detenidos, dijo, «se dirigían a Ucrania donde, según los datos preliminares [de los investigadores] se había preparado una ‘ventana’ para que pudieran cruzar la frontera».

Ucrania a su vez ha desmentido cualquier implicación en el ataque.

Putin respaldó así la versión expuesta poco antes por sus servicios de seguridad, el FSB. En ningún momento de su discurso mencionó la reivindicación del grupo yihadista Estado Islámico, difundida el viernes por la noche.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) declaró este sábado que cuatro de sus combatientes cometieron el viernes el atentado en una sala de conciertos de la periferia de Moscú, que causó 143 muertos.

«El ataque fue conducido por cuatro combatientes del EI, armados de ametralladoras, una pistola, cuchillos y bombas incendiarias», afirmó la organización yihadista en una de sus cuentas de Telegram, y añadió que el ataque se inscribe en el contexto de «la guerra» con «los países que combaten al islam»

Putin decretó una jornada de luto nacional el domingo, en su primera intervención desde el ataque.

Hombres armados, cuatro según las autoridades, abrieron fuego y luego incendiaron el Crocus City Hall, en la periferia de Moscú, justo antes de un concierto.

Poco antes, el Kremlin había anunciado la detención de 11 personas, entre ellas «los cuatro terroristas directamente implicados en el atentado».

Esas cuatro personas fueron detenidas en la región de Briansk, en la frontera con Ucrania y Bielorrusia, precisó luego el Comité de Investigación ruso, competente en este tipo de crímenes.

El atentado tuvo lugar el viernes antes de un recital del grupo de rock ruso Piknik, en una sala de conciertos del Crocus City Hall, en Krasnogorsk, un suburbio del noroeste de Moscú.

El FSB afirmó que los sospechosos tenían «contactos» en Ucrania, confrontada desde 2022 a una intervención militar rusa, y planeaban huir a este país tras el ataque, pero no ofreció pruebas de este supuesto vínculo ni dio detalles sobre su naturaleza.

El asesor presidencial ucraniano Mijailo Podoliak desmintió la acusación de Rusia y escribió en la red social X que «las versiones de los servicios especiales rusos sobre Ucrania son absolutamente insostenibles y absurdas».

Estados Unidos aseguró el viernes que había advertido a Rusia, a inicios de marzo, sobre un posible ataque «terrorista» en un lugar de Moscú con «grandes concentraciones» de gente, dijo la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Washington, Adrienne Watson.