Manchester City rompe su maldición en la Champions

El Manchester City festeja su coronación como campeones de la Champions League por primera vez en la historia del club inglés, el 10 de junio de 2023, en Estambul.

El Manchester City ya tiene el título de Champions que soñaba y perseguía. Un tanto del español Rodri Hernández en el minuto 68 permitió al equipo inglés romper la maldición que le atormentaba en Europa y derrotar este sábado en la final de Estambul al Inter de Milán por 1-0.

Quince años después de comenzar su ambicioso y multimillonario proyecto, el Manchester City por fin tiene la preciada ‘Orejona’ de la Champions League. Un gol del español Rodrigo Hernández, con un ‘pase’ a la red, decidió una ‘trabajada’ y tensa final, y entregó la gloria europea a su compatriota Pep Guardiola, que por fin puede presumir del tercer título continental en su palmarés y de un triplete histórico para el fútbol inglés.

Terminó la maldición en esta competición para los ‘Citizens’, que estalló en alegría cuando el disparo de Rodri, a poco más de media hora para el final, besó la red. Un envío delicado, para salvar a los jugadores del Inter agrupados frente a la portería, pero con la potencia de querer derribar de una vez por todas la barrera mental de este equipo en la competición más importante.

Pero el City es el City.

Y aun en las peores condiciones, siempre tiene un truco en la manga.

Y esa magia apareció justamente en el gol, con un pase en cortada exquisito del suizo Manuel Akanji, que encontró a Bernardo Silva que se filtraba por el sector derecho del área. El español tiró un centro por bajo que rebotó en un defensor y la pelota salió mansita hacia el medio del área.

El resto es historia. Buena definición de Rodri y todos los de celeste saliendo a festejar.

No obstante, el concepto de la paridad no sólo se había verificado hasta ese momento, sino que se siguió constatando hasta el segundo final del partido.

Pese al golpe los pupilos de Simone Inzaghi no bajaron los brazos y a la jugada siguiente del gol de Rodri vino una clara chance en la que Ederson le negó el gol a Federico Dimarco. También el guardameta brasileño se hizo gigante en los 88′ para sacar con tremendos reflejos un cabezazo a quemarropa de Romelu Lukaku. 

Consumado el pitazo final Manchester City gritó campeón en Turquía y de paso concretó la obtención del triplete en la temporada, sumando el título de la Champions a los de la Premier League y de la FA Cup.