Israel ataca otro campo de refugiados en Gaza en medio de Eid al Adha (fiesta del sacrificio)

Decenas de heridos y al menos 6 muertos, incluido un bebé, dejan los bombardeos israelíes en el campo de refugiados de al-Bureij. En las últimas 24 horas, los ataques han matado a más de 40 personas.

Entre bombardeos, dolor, muerte y desolación llegó el Eid al Adha, una de las dos festividades más importantes en el calendario islámicos para los palestinos en Gaza. El sonido de los ataques israelíes no cesó y en el campo de refugiados de al-Bureij, en el centro del enclave, hirieron a decenas de personas y mataron al menos a otras seis, incluido un bebé, según la agencia de noticias WAFA.

El reporte señaló que aviones de combate israelíes atacaron una casa de la familia al-Khatib en el campo de refugiados, matando a tres personas, un bebé, e hiriendo a otras. Luego, otro ataque aéreo tuvo como objetivo una casa de la familia an-Najjar en el campo de refugiados, lo que causó la muerte de dos personas y lesiones a otras tantas.

Previamente, el domingo, el Ministerio de Salud en Gaza sostuvo que solo en las últimas 24 horas “los ataques israelíes mataron a 41 personas e hirieron a otras 102”. Según el comunicado que emitieron esto implica que al menos 37.337 palestinos han perdido la vida durante la brutal ofensiva de Israel al asediado enclave.

«Muchas personas siguen atrapadas bajo los escombros y en las carreteras porque los rescatistas no pueden llegar hasta ellas», añadió el Ministerio.

“Este año no hay Eid”

El domingo, palestinos en Gaza se congregaron para realizar sus oraciones entre las ruinas de lo que alguna vez fueron sus hogares.

En estas fechas, la tradición es preparar amplias mesas con comida para la familia, hacer regalos a los niños y compartir carne con los menos afortunados. Sin embargo, esta vez muchas familias solo tendrán comida enlatada en precarias tiendas de campaña.

“Este año no hay Eid”, dijo Nadia Hamouda, cuya hija murió en la guerra. Hace meses huyó de su casa en el norte de Gaza y ahora vive en una tienda de campaña en Deir al Balah, en el centro del sitiado enclave

“Cuando oímos la llamada a la oración, lloramos por los que perdimos, por las cosas que perdimos, por lo que nos ha ocurrido y por cómo vivíamos antes”, añade.

Israel continúa con su brutal ofensiva contra Gaza desde el ataque de Hamás el 7 de octubre pasado, a pesar de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exige un alto el fuego inmediato.

Más de ocho meses después de incesantes ataques y bombardeos, vastas zonas de Gaza yacen en ruinas en medio de un bloqueo devastador de alimentos, agua potable y medicinas.

Israel dice que Hezbollah “intensifica” sus ataques

El grupo libanés Hezbollah ha «intensificado» sus ataques contra el frente norte de Israel, «poniendo en peligro el futuro del Líbano», afirmó el ejército israelí.

» Hezbollah ha lanzado más de 5.000 cohetes, misiles antitanques y vehículos aéreos no tripulados (UAV) explosivos desde los acontecimientos del 7 de octubre», afirmó el portavoz del ejército, Daniel Hagari, en una rueda de prensa retransmitida por el Canal 12 de Israel.

«La creciente agresión de Hezbollah nos está llevando al borde de lo que podría ser una escalada más amplia, que podría tener consecuencias devastadoras para el Líbano y toda la región», continuó.

Hezbollah no ha emitido ningún comentario sobre las declaraciones del portavoz del ejército israelí.

Las tensiones han aumentado a lo largo de la frontera del Líbano con Israel en medio de ataques transfronterizos entre Hezbollah y las fuerzas israelíes.

“Pausas tácticas” israelíes en ciertas zonas de Gaza

El domingo, el Ejército de Israel anunció que implementar{a a diario una «pausa táctica de la actividad militar» en ciertas zonas de Gaza para permitir la entrega de ayuda humanitaria. Estas pausas se producirían todos los días entre las 8 a.m. y las 7 p.m., hora local.

La medida tiene como objetivo permitir que los camiones con ayuda humanitaria puedan pasar por el cruce de Kerem Shalom, controlado por Israel, y viajen de manera segura por la autopista Salah a-Din, una carretera principal de norte a sur, para entregar suministros a otras partes de Gaza.

Las pausas las coordinarán con la ONU y las agencias de ayuda internacionales, según explicó el ejército.