Guardería informal cobraba $120 mil al mes y la cuidaba venezolana irregular

Como Marinel Padilla fue identificada la mujer que trabajaba como cuidadora de una guardería informal donde murió una niña de tres años la tarde del lunes luego de caer desde el octavo piso de un edificio.

La mujer fue formalizada por el delito de homicidio por omisión, ya que salió del inmueble mientras la menor dormía y demoró 20 minutos mientras buscaba a otros niños.

La imputada, que se encuentra en situación migratoria irregular, recibió arraigo nacional y arresto domiciliario total, medidas cautelares a las que la Fiscalía apeló.

Francisco Toloza, asistente de la Fiscalía Centro Norte explicó que “lo que ella hizo fue montar una guardería en su departamento, en un piso 8, sin tomar las medidas necesarias para evitar lo que lamentablemente ocurrió”.

“Según tengo entendido, por WhatsApp ella promocionaba su guardería”, agregó el persecutor sobre el caso.

Según la indagatoria del Ministerio Público, los padres de la niña fallecida la inscribieron en esa guardería al no encontrar cupo en un jardín infantil establecido.

El pago mensual era de 120 mil pesos por cuidados de lunes a sábado de 09:00 a 18:00 horas. La mujer decía ser titulada de educación integral en Venezuela.