Tragedia en Argentina: Choque de trenes en Buenos Aires deja al menos 90 heridos

Un tren que había salido con pasajeros desde San Martín, una ciudad satélite a 2,5 kilómetros de Buenos Aires, chocó el viernes 10 de mayo contra una formación de vagones de otra locomotora que estaba detenida en las vías del barrio capitalino de Palermo. El impacto dejó al menos 90 lesionados y unos 50 de ellos fueron trasladados a centros hospitalarios, según medios locales. El robo de cables, la falta de mantenimiento y la desinversión están entre las hipótesis del siniestro. Sindicatos y adversarios del presidente Javier Milei apuntan a los recortes, despidos y la paralización en la entrega de contratos y concesiones como causas del accidente.

Decenas de pasajeros y lesionados fueron evacuados a través de las vías ferroviarias, mientras equipos del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), bomberos y policías socorrían a los heridos más graves. Al menos 60 ambulancias fueron llamadas al sitio del accidente. No se han reportado víctimas fatales. 

Al menos 51 heridos —algunos con politraumatismos, pero sin riesgo vital— fueron trasladados a centros médicos y hospitales

Dos personas lesionadas con traumatismos y fracturas tuvieron que ser evacuadas por medio de helicópteros. De acuerdo con un listado publicado por Página12, los lesionados fueron llevados a 11 hospitales y centros de salud de Buenos Aires. 

«En algo más de 40 minutos logramos evacuar a todos los lastimados que había en el tren. De los cuatro maquinistas, solo uno fue trasladado. Hay un personal policial que iba en la formación y fue trasladado también», destacó el jefe de Gobierno de Buenos Aires, Jorge Macri. 

De acuerdo con los primeros relatos de pasajeros recogidos por la prensa, el tren se había detenido poco antes de llegar a un viaducto sobre una avenida.Minutos después inició nuevamente la marcha hasta que impactó contra otra locomotora de siete vagones que estaba sobre la misma vía. 

Investigación sobre causa del accidente

Las autoridades han ordenado desde ya una investigación sobre las posibles causas del siniestro, que será dirigida en principio por la Junta de Seguridad de Transporte. La empresa estatal Trenes Argentinos informó que el choque en el tren de la línea San Martín «se produjo por causas que son motivo de investigación». 

El secretario de Transporte de Argentina, Franco Mogetta, dijo que se están investigando las causas del accidente, al indicar que «hay múltiples hipótesis», mientras reconoció denuncias por «robos de cables».

«Estamos investigando las causas del accidente. Hay múltiples hipótesis, pero en este momento no podemos adelantar ninguna de ellas», dijo Mogetta, en declaraciones recogidas por EFE.

El juez federal Julián Ercolini y el fiscal Carlos Rívolo quedaron a cargo de la causa y la investigación, respectivamente. Una de las hipótesis sobre el accidente está vinculada a una presunta falla en los sistemas de comunicación y alerta a los maquinistas, mientras que otra versión —arrojada por los sindicatos ferroviarios— apuntan al supuesto robo de cables, un hecho que aseguran fue denunciado y obviado por autoridades del gobierno.

Omar Maturano, portavoz de La Fraternidad, un gremio que agrupa a los maquinistas, denunció el robo de los cables del sistema de señalamiento y apuntó contra la empresa por no reponerlos.

Las acusaciones contra el Gobierno de Javier Milei, que ha impulsado una agenda económica de déficit cero y recortes para disminuir el gasto público, ya se amontonan, con dirigentes gremiales, exministros y adversarios políticos que responsabilizan al Gobierno por la falta de inversión en repuestos y en la adjudicación de concesiones que —según han informado medios argentinos— estaban por otorgarse y han sido finalmente aplazadas o postergadas.

“La desinversión llevada adelante en estos 5 meses en Trenes Argentinos trae consecuencias inmediatas», dijo Martín Marinucci, ex titular de Trenes Argentinos, en su cuenta de X.