Haití: ante crisis de violencia, se constituye oficialmente el consejo de transición presidencial

¿Puede la creación del tan esperado consejo presidencial de transición traer un rayo de esperanza a Haití? Oficializado el viernes 12 de abril mediante un decreto firmado por el ex primer ministro Ariel Henry, el anuncio se produce un mes después de su dimisión. El anuncio fue publicado en el boletín oficial Le Moniteur.

Ese nuevo órgano asumirá el poder tras la renuncia del cuestionado primer ministro Ariel Henry, el 11 de marzo, y tendrá la tarea compleja de restaurar el orden tras años de inestabilidad política y de inseguridad en Haití, un empobrecido país plagado de violencia de las pandillas.

Cerca de 100.000 haitianos tuvieron que abandonar el área metropolitana de Puerto Príncipe, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Casi 100.000 haitianos han huido de Puerto Príncipe

Entre el 8 de marzo y el 9 de abril, debido a la intensificación de la violencia por parte de estos grupos armados, que controlan la mayor parte de la capital, 94.821 personas abandonaron la capital, principalmente para incorporarse a los departamentos del Gran Sur. Esta zona ya albergaba a 116.000 personas desplazadas que habían huido en los últimos meses, indicó la OIM en un comunicado de prensa.

La cifra anterior de la OIM mostraba que 53.000 personas habían huido en tres semanas, entre el 8 y el 27 de marzo.

La agencia señala que estas cifras no reflejan necesariamente todo el flujo.

Las provincias de destino «no tienen infraestructura suficiente y las comunidades de acogida no tienen recursos suficientes que les permitan hacer frente a estos flujos masivos de desplazamiento procedentes de la capital», comentó la OIM.

Según estos datos, la mayoría de las personas que huyeron de la capital (63%) ya eran desplazados internos y, a menudo, se habían refugiado primero en casa de familiares dentro del área metropolitana de Puerto Príncipe. Algunos incluso ya habían sido trasladados dos, tres o incluso más veces.

Pero la OIM ha observado un nuevo fenómeno. Si bien a principios de marzo los ya desplazados internos fueron los primeros en abandonar la capital, con el tiempo, quienes no habían sido desplazados previamente también decidieron marcharse.

La gran mayoría (78%) de los entrevistados por la OIM como parte de esta recopilación de datos indicaron que abandonaban la capital a causa de la violencia y el 66% aseguró que permanecerían afuera «el tiempo que fuera necesario».

Haití ha sido devastado durante décadas por la pobreza, los desastres naturales, la inestabilidad política y la violencia de las pandillas.

Designar “rápidamente” un nuevo primer ministro

Desde finales de febrero, las poderosas pandillas de Haití se han unido para atacar comisarías de Policía, prisiones, el aeropuerto y el puerto marítimo, en un esfuerzo por derrocar a Ariel Henry.

Este último, designado unos días antes del asesinato del presidente Jovenel Moïse en 2021, fue fuertemente cuestionado y decidió no regresar al país tras un viaje a Kenia.

El 11 de marzo, el mismo día de una reunión entre haitianos y varias organizaciones y países como Estados Unidos, Henry anunció que renunciaría para dar paso a un consejo presidencial de transición.

El organismo pudo ver la luz después de semanas de difíciles negociaciones. Su transición finaliza, a más tardar, el 7 de febrero de 2026”, según el texto publicado en el Diario Oficial.

Sus miembros tendrán que nombrar “rápidamente” un primer ministro y un gobierno “inclusivo”.